El miedo está en nuestra mente, no lo alimentes, así no crecerá

Cuando el miedo nos empieza a atrapar, además de intentar encontrar si son causas reales o imaginárias las que lo producen, necesitamos dejar de alimentarlo.

Primero, como los pensamientos, este miedo es un “pequeñín”, que si tiene “alimento” por nuestra parte, irá creciendo hasta convertirse en algo mas grande que parece controlarnos.

Ponte en Acción, haz cualquier cosa, el miedo se alimenta del “no hacer”.

Toma alguna decisión, decide, el miedo también se alimenta de la indecisión.

(más…)

Decálogo para ser feliz

“Me ENCANTA mi vida”

Di esto por la mañana y tu vida cambiará radicalmente: antes de levantarte, antes de que te pongas las zapatillas, dite a ti mismo: “¡ME ENCANTA MI VIDA!”. La vida es un regalo. Así pues, aprecia cada minuto y cada segundo… ¡Hoy será un gran día para ser tú mismo!

“Mis pensamientos crean mi realidad”

Comienza el día sonriendo mientras te duchas. Imagínate el día, hora a hora. ¿A quién vas a conocer? ¿Qué increíble experiencia vas a tener? Tus pensamientos crean emociones; las emociones llevan a las acciones; las acciones traen resultados. Ten una mentalidad de abundancia, piensa que eres muy afortunado, y eso es lo que se manifestará en tu vida.
(más…)

82 consejos de Gurdjieff a su hija: una poderosa lista de sobria sabiduría

EL MAESTRO G.I. GURDJIEFF LEGÓ ESTA LISTA DE 82 CONSEJOS PARA LLEVAR UNA VIDA MENTAL Y FÍSICAMENTE SANA, LIBRE Y RESPONSABLE

Aquí compartimos de nuevo los “consejos de Gurdjieff a su hija”:

1. Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.

2. Termina siempre lo que comenzaste.
3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
5. Desarrolla tu generosidad sin testigos.
6. Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.
(más…)

adolescentes

Relacionarnos con los adolescentes

El drama de los adolescentes es que apenas ayer, eran niños relativamente abandonados, exigidos y descuidados. Ahora se encuentran repentinamente con más fuerza física, cierto nivel de autonomía y con deseos opuestos a los nuestros -padres o maestros- registrando la necesidad interna de desafiarnos. Lamentablemente, la consecuencia habitual de ese desafío va a ser la expulsión -en términos emocionales- del territorio de intercambio afectivo. Claro, los adultos no estamos dispuestos a que alguien nos contradiga,  mucho menos quien hasta hace poco tiempo dependía de nuestras decisiones. De ese modo actualizamos el abandono histórico, reflejado en el desprecio por las elecciones que el adolescente realiza. Luego -para rematar- aumentamos el control sobre los actos que el adolescente pretende desplegar, suponiendo que es incapaz de tomar decisiones adecuadas. De hecho, raramente el joven o la joven amado/a por el adolescente será aceptado/a en la familia. Sus elecciones –diferentes a las nuestras- difícilmente tendrán nuestro apoyo. Hasta la rebeldía será despreciada y humillada.
(más…)